Mejores Cuadros Religiosos Más Famosos de la Historia

Mejores Cuadros Religiosos Más Famosos de la Historia

Cristo Pantocrátor

La palabra Pantocrátor es de origen griego que significa “gobernante de todo”.Cristo Pantocrátor es un ícono de Cristo representado en toda su longitud o en su mitad. Sostiene el libro de los Evangelios en su mano izquierda y bendice con su mano derecha.

El icono representa a Cristo como el Juez justo y el Amante de la humanidad, ambos al mismo tiempo. El Evangelio es el libro por el cual somos juzgados, y la bendición proclama la bondad de Dios para con nosotros, mostrándonos que nos está dando su perdón.

El Jesús en esta pintura es muy plano y serio.

RebajaMejores Vendidos No. 3
RebajaMejores Vendidos No. 6
RebajaMejores Vendidos No. 7
RebajaMejores Vendidos No. 8
RebajaMejores Vendidos No. 9
RebajaMejores Vendidos No. 10
RebajaMejores Vendidos No. 12
RebajaMejores Vendidos No. 14

Aunque gobernante de todo, Cristo no es representado con una corona o cetro como otros reyes de este mundo. Los grandes ojos abiertos miran directamente al alma del espectador. La frente alta y curvada muestra sabiduría. La nariz larga y delgada es una mirada de nobleza, la boca pequeña y cerrada, el silencio de la contemplación.

Es una tradición de la Iglesia representar “Dios está con nosotros” al tener un gran icono Pantocrátor dentro de la cúpula central, o techo de la iglesia.

El icono Pantocrator más antiguo conocido fue escrito en el siglo VI. Se conservó en el monasterio de Santa Catalina en el desierto del Sinaí. Esta ubicación remota permitió que la imagen sobreviviera a la era iconoclasta en la historia bizantina (726-815) cuando la mayoría de los iconos fueron destruidos.

Cristo Pantocrátor fue hecho en la Era Bizantina, en algún momento entre 1090 y 1100.

La  Lamentación de Cristo

Las representaciones de La Lamentación muestran tradicionalmente el cuerpo de Jesús, habiendo sido retirado de la cruz, siendo llorado por miembros de la familia y amigos. En la iconografía visual de esa época, las figuras bíblicas suelen estar marcadas por sus halos. En el siglo XI, la Lamentación se había convertido en una escena representada frecuentemente, con María y Jesús, por supuesto, en el centro del drama.

Volviendo a la pintura de Giotto, en el primer plano hay cinco figuras rodeando y formando un círculo alrededor del cuerpo de Jesús, que podemos ver que no toca el suelo. Tres de las figuras son mujeres, vistiendo halos y ropas bíblicas, sosteniendo el cuerpo de Jesús. Otros dos se alejan de nosotros. Dos sostienen en alto las manos de Jesús. A los pies de Jesús está María Magdalena, reconocible por su largo cabello rojo.

Acunando la cabeza y el cuerpo superior de Jesús, por supuesto, está María, su propia cabeza en estrecha yuxtaposición con la de Jesús (por cierto, el término Pietà, italiano para “compasión”, se refiere a las obras en las que solo se representa a Jesús y María, con María sosteniendo el cuerpo sin vida).

En el medio del lado derecho del cuadro hay tres hombres. Uno, el que está más a la izquierda, es casi seguro que es el apóstol San Juan. Junto con el halo, a menudo se lo representa con el pelo corto y una apariencia juvenil bien afeitada. Se entrega completamente a su dolor, con los brazos extendidos y su cuerpo inclinado hacia el de Cristo.

La Última Cena

La Última Cena hecha por Leonardo Da Vinci en 1495 muestra a Jesús comiendo sus últimos alimentos, rodeado por sus apóstoles favoritos, y también su menos favorito, (Judas).

Esta obra también ha causado muchas ideas sobre teorías de conspiración acerca de sus otros mensajes escondidos.

El Juicio Final

El Juicio Final de Miguel Ángel cubre la pared detrás del altar en la Capilla Sixtina. La obra representa la segunda venida de Cristo y, aunque el artista está claramente inspirado en la Biblia, es su propia visión imaginativa la que prevalece en esta pintura.

La imagen irradia desde el centro de la figura de Cristo, y Miguel Ángel ha elegido representar a los diversos santos incluidos en la obra que sostienen los instrumentos de su martirio en lugar de las escenas reales de tortura.

Al ejecutar su “Juicio Final”, parece que a Michelangelo se le había otorgado una licencia artística para pintar escenas, no solo de la Biblia, sino también de la mitología. Esto demuestra una gran fe en el artista por su patrón, el Papa Pablo III.

Lamentablemente, se decidió que las obras de arte en lugares sagrados debían ser modestas y se encargó a un alumno de Miguel Ángel, Daniele da Volterra, que cubriera las figuras de desnudez con taparrabos y velos. Originalmente, todas las figuras estaban desnudas, pero la intervención de da Volterra le valió el apodo del fabricante de calzones.

Otra sobre pintura fue agregada en los próximos dos siglos y por la misma razón.

Con la restauración de la capilla en los años 1980 y 1990, solo las adiciones de Daniele da Volterra se han guardado como parte de la historia de la pintura, todas las demás adiciones ahora se han eliminado.

Miguel Angel pinto este fresco súper intenso de “El Juicio Final” por 4 años comenzando en 1536 para la Capilla Sixtina del Vaticano.

Esta describe la segunda venida del Señor y también el juicio eterno y final de Dios sobre toda la humanidad.

El Descenso de la Cruz

El Descenso de la Cruz  de Jacopo Pontormo fue hecho en 1528; su interacción intensa entre el movimiento y el peso, entre la ligereza de la tela y el peso de Jesús, intensifica la tragedia del momento.

Los colores fuertes, casi neón y la falta de respeto por cualquier clase de espacio representacional lo alejan del Renacimiento y lo acercan al Modernismo, aun al Surrealismo.

La Coronación con Espinas

Tercer Misterio Doloroso: La coronación de espinas.

“Entonces los soldados del gobernador llevaron a Jesús al pretorio, y reunieron a todo el batallón ante él. Le quitaron la ropa y le pusieron una túnica escarlata, y trenzando una corona de espinas, la pusieron sobre su cabeza y pusieron una Caña en su mano derecha. Y arrodillándose ante él, se burlaron de él y le dijeron: “¡Salve, rey de los judíos!” (Mt 27, 27-29).”Es el amor” hasta el final “(Jn 13, 1) lo que confiere al sacrificio de Cristo su valor como redención y reparación, como expiación y satisfacción. Nos conoció y nos amó a todos cuando ofreció su vida” ( CCC , 616).

La Coronación con Espinas fue hecha por el maestro italiano Michelangelo Merisi da Caravaggio en 1602. Esta pintura obscura y cautivante coloca al realismo clásico y el estilo intenso en proximidad cercana.

Cristo Crucificado

No products found.

El Cristo Amarillo

Cuadros, Lienzos e Impresiones del Bautizo de Jesús

Mejores Cuadros Religiosos Más Famosos de la Historia
4.6 (92.5%) 8 votes
Close Menu